25 septiembre 2006

El Tercer Piso

Hoy cumplo treinta años. No sé que oculta fascinación nos causa los números redondos pues la verdad no supone mucha diferencia cumplir veintinueve o cumplir treinta y uno, pero acá estoy... llegando al tercer piso y con la mitad de mi vida por delante (al menos eso espero).

Y para exorcizar un poco esta etapa (¿alguien dijo crisis?) abro este blog. No tengo planeado muy bien que rumbo tomará este espacio (si es que toma alguno ;-) pero al menos lo usaré para decir algunas cosas que como siempre a veces se atoran en la garganta, o en los dedos en este caso.

Para empezar, por el momento solo atino a decir que la sensación —aunque casi nada a cambiado con respecto a ayer— es extraña.

Por suerte tengo diez años para acostumbrarme.


Publicar un comentario