20 agosto 2008

Las empresas que me gustan

Por naturaleza somos más perceptivos a reconocer lo malo, lo que no funciona, lo negativo. Y a veces para reconocer lo bueno y lo rescatable hace falta hacer un verdadero esfuerzo. Otras veces sencillamente resulta más fácil quejarse de lo que no funciona que alabar lo que sí. Y cuando aplicamos eso a empresas comerciales todavía resulta ser más cierto en un país donde muchas cosas se hacen al revés. Ahora mismo en Colombia en materia de salud no hay día que no se hablé de lo desastrozo que ha resultado ser la Nueva EPS que cambió al antiguo ISS, aunque a decir verdad ninguna EPS funciona como debería hacerlo. Yo mismo acá he criticado las eps, los fondos de pensiones y, como no, la banca colombiana.

Pero hoy voy a hacer una pausa para hablar positivamente de las empresas que me caen bien, empresas que admiro y que considero muy buenas. Por supuesto hablo desde la propia experiencia y puede ser que sólo sea una imagen que muy hábilmente implataron en mi mente. O puede ser que de estas misma empresas otro tenga una visión negativa por una mala experiencia en ella. No son muchas pero para que no se haga un post imposible voy a hablar de cuatro o cinco:



ALPINA
No sé porqué pero a mi esa empresa me suena a rico, a delicia. Casi no hay producto Alpina que no haya probado y les aseguro que todos me han fascinado. Una empresa que hasta donde sé es un ejemplo de orden y organización. Por ahí leí un día que tiene la red de distribución más compleja y eficiente del país y que en materia logística es un modelo a seguir. Son ingeniosos a más no poder y se esmeran a sacar un nuevo producto cada mes. Piense y verá como siempre hay un nuevo producto Alpina en los comerciales de tevé rotando, cada uno más rico que el otro. Por supuesto que ha tenido productos que no han pegado y que resultaron un desatre en ventas pero otros se han instalado definitivamente en la casa de muchísimos colombianos. Alpina es una de esas empresas que pudieran vender sus productos (de hecho así lo hace) en cualquier país del mundo de tú a tú sin penas ni vergüenzas.


TCC
Una maravilla de transportadora o como le dicen allá "Empresa prestadora de servicio logístico. Como sea que se llamen, el servicio que prestan en excelente. Siempre me ha intrigado cómo hace una empresa de esas para recoger, transportar, despachar y entregar de un día para otro miles y miles de unidades de cajas, cajitas, cajotas, paquetes, sobres, rollos, tubos y demás formas de empaque y prácticamente sin errores. Pues USA tiene su FedEx pero acá tenemos TCC. Se los aseguro, por algunas razones laborales tengo que usar mucho a TCC y puedo decir que el servicio no tiene comparación. Nunca se equivocan y cuando digo nunca es nunca (bueno tal vez sí, pero hay que ver cómo solucionan) y lo que es más cumpliendo los plazos con los que se comprometen. Eso no sería un hito si estuvieramos en otro país, pero acá con los problemas que hay en las carreteras (sí, esos problemas) hacerlo merece una medalla de oro. Toda la información que uno necesita sobre el paquete que está enviando lo encuentra fácilmente en su página web. Si no tienes internet en la línea de atención telefónica siempre te responden y siempre te pasan a la persona que es sin pasearte de un lado a otro para al final colgar. Y siempre te dan la solución. Así es esa empresa, como para que muchas que conozco la miren, la admiren y le aprendan, !carajo!


QUALA
Una empresa relativamente joven pero que ha puesto a temblar a más de una más antiguas y con más plata. Con hits comerciales de esos que ponen a estudiar con detalle en las universidades. O mire a ver cómo le parece el éxito del BonIce envidia de más de uno. Quala tiene dos características que me encantan: (1) sacan productos que uno no sabe cómo fue que no se le ocurrió la idea a otro primero: champú sólo para hombres, caldo de costilla de res o refresco en polvo listo con ázucar. Pues empresas como Colgate-Palmolive, Nestlé y Kraft se tienen que estar dando golpes en la cabeza aún por no habérseles ocurrido una idea tan sencilla y tan exitosa primero y (2) no les tiembla la mano (ni nada) para competir con los duros del mercado. No les tembló para sacar un producto que compitiera con el fresco Royal líder indiscutible en mi niñez pero destronado hace años ya por Frutiño. Ni les tembló la mano para competirle a Colgate en cremas dentales sacando su propia marca y dinamizando tanto el mercado que Colgate se vió obligado a bajar sus precios hasta un 50% incluso más cuando vieron que muchos se estaban cepillando con Fortident. Actualmente se está internacionalizando y los pingüinos de BonIce se pueden ver en muchas islas del caribe. Ahora siempre espero cuál va a ser la próxima batalla de Quala porque sea donde sea la cosa siempre se pone muy interesante.


Cajas de Compensación Familiar
Conozco las de Antioquia COMFAMA y COMFENALCO. Una labor de titanes en este país. Estas empresas en Colombia desarrollan muchas actividades en la salud, nutrición, recreación, turismo, educación y más. Pero voy a referirme brevemente a su difusión de la cultura. Le tengo mucho aprecio a esas dos empresas basicamente porque me entretuvieron muchas horas en sus bibliotecas acá en Medellín, pero también con sus ciclos de cine gratuito en los que vi muchos clásicos a los que con seguridad no hubiera podido acceder en esos días de otra forma, a sus ciclos de rock a los que asitía con religiosidad cada viernes, a sus exposiciones de arte con entrada libre. Y un sólo ejemplo más: Comfenalco recientemente abrió sus puertas a la casa de lectura infantil el que es quizá el lugar más lindo del centro de Medellín en la antigua casa Barrientos en ruinas durante muchos años pero recién restaurada para darle el uso más noble y esperanzador que se le hubiera podido haber dado: enseñar a los niños a leer y a apreciar la lectura. Tiene la única bebeteca que conozco con libros multicolores, hojas gruesas como una hoja de cartón, tapete en el piso para que leas con tu bebé y muchos más detalles encantadores. Me gustan las cajas de compensación pues todo lo que hacen parece ser hecho con amor y dedicación.

Y ustedes amables lectores ¿cuáles son... [...] esteee, nah, este no es ese blog ;-). De todos modos si quieren opinar, adelante el espacio es de ustedes.


Publicar un comentario