08 febrero 2013

Vete de mí cuervo negro - Almendra


"Dedicado a Luis Alberto Spinetta" dijo Charly García en su unplugged MTV antes de cantar "Rezo por vos". Esa única frase dicha por alguien que consideraba un genio (sigo creyendo eso) hizo que me pusiera a averiguar quién era ese señor de apellido sonoro a quien dedicada Charly una de las mejores canciones de un disco que ya de por sí era perfecto.

Y no era fácil. La internet apenas estaba naciendo y la mayoría de la gente que me rodeaba pensaba en Vilma Palma e Vampiros cuando les mencionaban rock argentino. Así que descubrir quién era Spinetta era un desafío y no diré nada de oír siquiera una canción. 

Aún así y ya que en ese tiempo era asiduo visitante de bibliotecas y librerías logré desentrañar al personaje y con alguna paciencia incluso oír un par de canciones en alguna de las emisoras culturales de aquel tiempo. Si no estoy mal fue Muchacha (ojos de papel) una de las primeras canciones que oí y que me dejó boquiabierto. Con el tiempo llegué incluso a comprar un cedé (Pelusón of Milk)en una tienda especializada. Recuerdo lo mucho que costó digerir el disco aunque hoy es uno de mis favoritos de siempre. 

Más tarde conseguí un cedé de Almendra el primer grupo de Spinetta donde se encontraba la canción que posteo hoy. "Vete de mí cuervo negro" fue una canción que me gustó desde la primera vez. La guitarra distorsionada y el bajo blusero de la canción sumado a la letra corta, directa y contundente me han gustado desde siempre. La letra se me antoja perfecta aunque son sólo un par de frases. Spinetta canta, ordena o ruega (como sea que uno lo entienda) a su cuervo negro que lo abandone, que se vaya lejos donde ya no pueda verlo. 

Para decirlo solo necesitó poco mas de un minuto, una guitarra, un bajo, una batería y algunas palabras sueltas. 

Y, por supuesto, ser un genio.
Publicar un comentario