22 mayo 2007

Tatuajes, médicos y notarios

Hay proyectos de nuestros ‘honorables’ senadores que francamente no entiendo. Ahora resulta que si este proyecto de ley pasa antes de que te hagas un tatuaje o un piercing (mejor, perforación) tienes que ir primero dónde un médico para que lo autorice y luego autenticar la autorización delante de un notario. Dicen que mucha gente se está enfermando y todo eso y que es obligación de ellos proteger la salud de los colombianos y que más.

¡Ja! Ahora resulta que están tan preocupados por nuestra salud. Yo pregunto ¿cuántas personas conoce usted que hayan enfermado después de hacerse un tatuaje? ¿Diez? ¿cinco? ¿dos?. Yo no conozco ninguna, aún así de todos modos reconozco que hay personas que han enfermado y quién sabe quizás hasta muerto. Pienso en todo esto porque si nuestros congresistas andan tan interesados en la salud de los colombianos entonces imagino que cerca está el tiempo en que obliguen a las EPS a atender como personas y no como a clientes de banco a sus pacientes. Y seguramente luego de legislar esa (ridícula) ley sobre tatuajes ahora se asegurarán que las EPS receten verdaderos medicamentos y no más acetaminofenes y capsulitas inocuas y también las obligarán a enviar rápidamente a sus pacientes a médicos especialistas antes de que como pasa a menudo sea muy tarde. Y controlaran el sistema SISBEN que ahora trata a sus afiliados como mendigos y vigilarán que niños, ancianos sean con respeto y dignidad.

Y es que cree que uno que si están tan preocupados e interesados en el tema de tatuajes debe ser porque tienen resuelto ya lo que considero temas de salud más urgentes y apremiantes. O se tratará más de bien de otro de esos micos que meten en las leyes tal vez para beneficiar —y por hay derecho congestionar aún más— las EPS y sistemas de salud del país que imagino deben estar tan contentos al ver que nos cobrarán por otro ‘servicio’ más. Ah, y sin contar lo felices que estarán los notarios que cobrarán cinco mil pesos por firmar otro documentico adicional de la proverbial tramitología colombiana-

Qué pereza este país controlado por politícos, banqueros y abogaditos.
Publicar un comentario