19 junio 2007

Dexter: Un asesino serial que se hace querer

Hace un tiempo escribía sobre el buen hábito de bajar series de TV en lugar de esperar a que las pasen a los meses por un canal de TV Cable o peor aún dos o tres años por RCN o Caracol. Así he visto de manera simultánea por ejemplo a Lost o a Héroes y así acabo de verme una serie que sin lugar a dudas puede ser la mejor de los últimos años.

Se trata de Dexter que más que una serie es una buena película de doce capítulos. Así de corta es la temporada pero no necesita de más para tocar muy de cerca la perfección. La trama es tanto sencilla como brillante: un policía experto en asesinos seriales descubre que su hijo será casi seguramente un asesino serial por lo que decide enseñarle a matar sólo a personas que lo merecen sin dejar rastro alguno. Con el tiempo su hijo empieza el mismo a trabajar en la policía de Miami, ciudad donde se desarrolla la serie, como forense y, como no, experto en casos de sangre.

Por supuesto cada capítulo tiene su intriga pero a lo largo de la temporada completa un solo tema central hará que uno quiera verse toda la temporada de una sola sentada, si no fuera porque hay que dormir. Por otra parte la actuación de Michael Hall en el papel protagónico es simplemente genial e ingrediente crucial para el éxito de Dexter, papel que le ha merecido varias nominaciones importantes, logrando que hasta uno se llegue a encariñar con un asesino de esta naturaleza.

Como decía la serie es sorprendentemente corta, sólo doce episodios, aunque tal vez la verdad es que las otras series sean las que son demasiado largas. Son doce capítulos con un emocionante suspenso y un final en los últimos dos que nadie puede imaginarse. Una serie redonda de principo a fin sin esos capitulos larguísimos en los que no se cuenta nada y la trama avanza a la velocidad del caracol.

Si la pueden descargar, háganlo (eso sí con mucha paciencia) y verán con mucha anticipación —si es que la llegan a dar por acá— porque se ha llamado a Dexter una obra maestra de nuestro siglo.

Publicar un comentario