08 agosto 2007

Y el Óscar es para ¡Bello!


Bello es una ciudad al norte del Valle de Aburrá. Con alrededor de 400.000 habitantes es la segunda del departamento de Antioquia y la décima en el país. Y cómo muchas otras ciudades del país ha sido durante mucho el tiempo el fortín político de personas que para no entrar en detalles resumiría diciendo que jamás le entregaría las llaves de mi casa.

Pero ese no es el tema. Me ha parecido, por decirlo menos, curiosa la campaña que está haciendo uno de los candidatos para ser el próximo alcalde de la ciudad. Resulta que se llama Óscar*, y a algún ingenioso publicista se le ocurrió la brillante y original idea del siguiente eslogan de campaña: “Bello quiere un Óscar” y acompaña, como no, la palabra “Óscar” con la respectiva estatuilla de los famosos premios al cine holliwoodense. No es difícil asegurar que por supuesto el uso de la popular figura ni remotamente lo deben conocer la academia norteaméricana. Y seguramente ya sabremos lo que los abogados bellanitas dirían en caso de que les pidan alguna explicación: “Es que nosotros no tenemos la culpa que la figurita esa también se llame Óscar” ¡Plop!

¿Falta de originalidad, de ideas, de recursos? O será mejor ¿falta de presupuesto? No me extrañaría que fuera esto último. Y que además esta sea una de las razones para aspirar al cargo de alcalde de una ciudad que administra un presupuesto con varios ceros a la derecha.**


Nota: La falta de la tilde en la "O" de Óscar, es:
  • a. Deliberada para parecerse más al Oscar gringo.
  • b. El candidato no sabe ni escribir su nombre.
  • c. El publicista no sabe ortografía, pero si de publicidad.
  • d. Todas las anteriores
____

* Igual que el otrora Óscar Suárez que ya fue alcalde, que ahora es congresista y que como muchos otros también ha sido salpicado por la ‘parapolítica’. Ah, y del mismo partido político para más señas. Vayan viendo por donde corre el agua en este caso. Ver este artículo.

** No es casualidad que ya tres tres alcaldes anteriores hayan estado en la cárcel, dos de la era de la elección popular y otro por designación. Ejemplo ver artículo

Publicar un comentario