10 octubre 2007

Positivo


Sí, ya lo he oído: Uno ve lo que quiere ver.

Y no sé ustedes pero en esa foto de ahí arriba veo claramente una cabecita, dos ojitos la nariz y la boca. Es más, veo incluso lo que creo yo pudiera ser una manita cerrada. Y me parece hemosísimo.

Ajá, ya lo sé... todo puede ser fruto de mi volátil mente ahora cuando ya falta cada día menos para verlo, no en un juego de sombras en un negativo, sino tenerlo acá —por fin— entre mis brazos.
Publicar un comentario