26 noviembre 2007

La Primera Piedra

La semana pasada estuvo, otra vez, el presidente Uribe en Medellín para poner la primera piedra junto con el gobernador de Antioquia de lo que sera la futura Plaza de la Libertad. No voy a referirme mucho al nombre escogido para la Plaza que se me ocurre de una falta de creatividad terrible y que vuelve a caer en las repetidas palabras 'nobles y bellas' (en Medellín también se esta construyendo el Parque de la Paz).

Lo que me llamo en esta ocasión la atención, para mal, es la ridiculez que a estas alturas de la vida representan esas reuniones prehistóricas para poner 'primeras piedras' a edificios, parques, carreteras y túneles entre otros que son aprovechados sin ninguna vergüenza por políticos que quieren ser recordados cuando ya no ejerzan su cargo.

En este caso el gobernador que sale de su cargo en un mes se asegura que cuando la Plaza de la Libertad (parece un chiste llamarla así justo esta semana en la que los secuestrados están mas lejos de ella que nunca) sea inaugurada la placa de rigor diga una leyenda como
"Primera piedra puesta por el gobernador Fulano de Tal el día bla, bla, bla..."
Estamos cansados de primera piedras y reuniones políticas aprovechadas para capitalizar lo que por obligación los gobernantes tienen que hacer esto es construir parques, plazas, puentes, carreteras, viviendas. Y qué pereza que esos eventos sean usados astutamente para relanzar campañas o anticipar otras donde no se reunen sino esos lagartos de políticos adulando sin pena a sus jefes y contando a los vecinos que invitaron lo lindos y honrados que son. Nada de primeras piedras, arranquen a trabajar de una y vigilen mejor que la platica que se destina a la construcción de la obra sea usada íntegramente para el propósito con la que se destinó. Y miren a ver si se puede terminar en el tiempo previsto o si es antes mejor en lugar de esos alargamientos eternos que casi siempre resultan.

Por cierto, se me olvidaba decir que la primera piedra de esta Plaza de la Libertad (hasta pena me da con los familiares de los secuestrados) no fue una piedra sino un árbol. Sí, el presidente y el gobernador sembraron el primer árbol de caobo que tendrá la plaza.

Ahora que no se ponga de moda y además de primeras piedras también hagan discursos para plantar primeros árboles.
Publicar un comentario