21 enero 2008

El nuevo tropezón de Semana


Que Publicaciones Semana considera a los blogs como una moda a la cual tiene que subirse conozca o no su dinámica es noticia trasnochada. Cómo también lo es la idea que tienen muchos de que todo se trata de una orquestada acometida para desprestigiar la opinión libre y espontánea que permiten estos nuevos medios (aunque quizás ya no sean tan nuevos)

Pues si se tenían dudas al respecto es muy probable que ahora hayan dado evidencias mucho más claras. Resulta que hace un par de meses hicieron una nueva convocatoria para escribir (gratis, pero ese es otro cuento) en la nueva sección de blogs de la revista Dinero.com a la que, como no, se le apuntaron a tener. Inicialmente fue ubicado en la sección de Opinión. Pues claro, imagínense en la misma sección de los columnistas (estos sí, pagos) y algún despistado seguro se creía que era de vanguardia poner a los bloguers ahí juntico, pegaditos a algunos de los columnistas famosos y tradicionales del país.

Pues no, vea usted. Hace unos días renovaron su sitio y ¡sorpresa! ¿desparecieron los blogs? No, en realidad siguen ahí sólo que bien escondiditos no vaya ser que alguien los encuentre y se ponga a leerlos. A decir verdad los que llevamos siguiendo los tropezones de Publicaciones Semana no quedamos muy sorprendidos. Y más bien en lugar de eso lo que creemos es que todo eso no hace sino darnos la razón cuando decíamos -reconociendo cierta conspiparanoia- que todo estaba siendo milimétricamente calculado.

Pues bien, no estabamos tan conspiparanoicos. Para terminar unas palabras que escribió Alejandro Peláez, uno de los blogueros que respondió la convocatoria de Dinero y al que a partir de ahora va a ser casi imposible encontrar allì:

La reclasificación tiene dos efectos, uno práctico y uno simbólico. El efecto práctico es evidente: si antes recibíamos pocos visitantes, de hoy en adelante no nos visitará nadie. El efecto simbólico también es patente: somos irrelevantes.

Va quedando muy claro todo ¿no les parece?



Publicar un comentario