12 junio 2008

El principio del fin


No sé cuantos 'Doritos' me he comido en mi vida. Los como cuando tengo hambre y cuando no. Cuando tengo ansiedad y cuando no. Y cuando necesito pensar y cuando no. En casos de emergencia (y poca plata) he almorzado con un paquete de doritos y una malta. Y feliz.

Ahora resulta que hasta los marcianos los comerán. Sí, los aliens, 'itis', alienígenas, extraterrestres, venusinos o como queran llamarlos vendran a comérselos todos. Y estoy asustadísimo, no vaya a ser que nos dejen sin provisiones. Sé que vendrán y se los comeran todos. Estoy seguro.

Hoy "Doritos" acaba de enviar publicidad al espacio exterior para dar a conocer el producto a los desafortunados aliens que nunca han degustado uno.
Doritos, dentro de su campaña "You Make It, We Play It" se ha asociado con científicos espaciales de la Universidad de Leicester (Inglaterra) para transmitir un anuncio a través del Radar de Ultra Fecuencia de 500 megahertzios hacia la estrella Osa Mayor 47 (...)
... bueno y blablablá, la noticia sigue con detalles técnicos que no nos importan y que solo logra llenarnos de pánico. Estoy seguro que vendrán a probarlos, estoy seguro que se los llevarán todos.

¿Y si se dan cuenta también de que existe la chocolatina Jet y el ponqué Ramo? Hoy es el principio del fin.

Tengo la certeza de ello.


Publicar un comentario