29 septiembre 2008

Cinco ideas para un post en [pisotres]

No he tenido tiempo, ni ganas, ni cabeza para escribir un post acá hacer rato. Ideas sí, algunas. Y para que no se pierdan y como ya sé que no seré capaz de desarrollarlas en más de un párrafo las escribo a continuación. Sin cocinarlas mucho, crudas, cortas, sin mucha reflexión. Como tendrían que ser la vida muchas veces.

***

Me ha sorprendido gratamente el periódico gratuito ADN. Contrario a lo que uno hubiera podido pensar, por ser de El Tiempo, por ser gratis, el periodico esta bien hecho y no cae en la fórmula fácil de lo amarillo, de la sangre y de los titulares estramboticos. Nada de eso, artículos interesantes, noticias rápidas, información local y otras cositas que se agradecen cuando uno viaja en metro treinta minutos cada mañana.

***

Me cae bien el embajador de los Estados Unidos en Colombia. Nada que ver con embajadores anteriores que parecía hechos de cartón. Este por el contrario es más simpático de lo acostumbrado, da entrevistas a quién se las pide, se pone su gorrita de beisbol y responde a menudo sin mucha diplomacia. O por lo menos sin tantas ambigüedades que es como se supone deben responder los embajadores ante preguntas más indiscretas. Bien chistosito es este William Brownfield. Quién sabe si esa espontaneidad es la deliberada y haya sido una de las razones por las que este embajador aterrizó en Colombia.

***

El total irrespeto de parte de la empresa Metro de Medellín por lo viajeros frecuentes del sistema. Que por un problema interno tengamos que hacer filas infinitas, agotantes y desesperantes para conseguir un tiquete o recargar la Civica y poder ingresar al sistema es abusrdo por decir lo menos. Es imperdonable que siendo la consigna del metro 'mejorar la calidad' de vida tengamos que hacer filas de media hora cuando el viaje en el tren dura si acaso quince o veinte minutos. No se me ocurre ahora mismo un momento más perdido en la vida de alguien que el tiempo que se pierde haciendo filas. Pues ese es el favor que no está haciendo el Metro de Medellín por la absurda y tonta medida de prohibir la venta de más de dos tiquetes por persona. Y no valen las quejas que según me han contado llegan por montones.

***

Soy negado para dos representaciones del arte. Una es la poesía, no soy capaz de leer media página de poemas, no distingo uno bueno de uno malo y para mí es igual una poesía 'sobrenatural' de Borges que una 'corriente' de Beneddeti. Los pasados adjetivos no son míos, como dije, para mí todas las poesías son iguales. La otra cosa que no entiendo es el teatro, jamás he ido a una obra y no está en mis planes ir a alguna. No le veo la gracia, me aburre enormemente. Quiero decir, estoy seguro que me aburriría pues como dije nunca he ido a alguna. Ya sé, el problema es mío y sólo mío y casi estoy seguro que me estoy perdiendo de una maravilla. Lo digo antes que alguno me tache de hereje y bruto ahí abajo en los comentarios.

***

Cumplió la semana pasada este blog dos años. Nunca pensé que duraría tanto y que dos años despúes todavía tuviera qué decir. Es más así como lo veo hoy no sé si llegará a los tres años. Nunca ha sido el objetivo durar tanto sino tener un lugar para escribir cuando tenga ganas de hacerlo. Escribir y que me lean por supuesto pues sino fuera así escribiría en word y lo dejaría guardado. Así seguirá siendo sin tanta trascendencia.


Publicar un comentario