16 octubre 2008

La noche de Calamaro


Después de perder toda esperanza de verlo en concierto hoy, por fin, es el día de Calamaro en Medellín.

Muchas cosas tenía que darse. Para empezar tenía que sobrevivir. Hubo unos años en que los fanes creíamos que se iba a morir antes de sacar otro disco. Y sobrevivió. Punto para Calamaro y punto para nosotros pues no se perdían las esperanzas de verlo en vivo.

Sobrevivió pero por alguna razón no quería cantar en vivo. Y empezó a componer como 'loco' y a grabar discos por deporte. Algunos de ellos auténticos riesgos comerciales, como ese Salmón que compré por 120.000 pesos y que en ese tiempo todo el mundo pensó que el loco era yo por meterle tanta plata a cinco cedés. Compuso mucho pero no hacía conciertos. Y las esperanzas decrecían un poco.

Luego ni eso. Ya ni cantaba y sabíamos que Calamaro estaba en algún lugar de España quién sabe haciendo qué pero no discos y mucho menos concierto. Pero las esperanzas seguían allí bajitas pero no se perdían del todo. Y una corazonada me decía que algún día la plata se acaba y no vas a dejar de consegur dinero si la tienes al alcance de la mano. Que lo diga The Police o por estos lados Soda y los Fabulosos.

Y volvió a Argentina y lo convecieron de hacer concierto y grabó devedé y se embarcó en una mini gira en España y luego en una gira más grande y sacó nuevo cedé y anunció gira latinoamericana que incluía a Colombia y lo que es mejor que incluía a Medellín.

Ya me parecía muy raro esa coincidencia pues estaba seguro que esa extraña combinación cósmica que traía a Calamaro a Medellín podía fallar en cualquier momento y no me iba a hacer ilusiones hasta estar bien seguro. Pero todo se dió, Murphy no conspiró esta vez en nuestra contra y desde ayer Calamaro está en Medellín y hoy es el concierto.

Más de quince años de espera y hoy es la noche. Perdonen, pero no puedo expresar en palabras la extraña sensación que tengo.

Hoy es nuestra noche.
Publicar un comentario