14 mayo 2009

Confesión

Lo confesaré sin pudor: Me encantan las trivialidades, la farándula y las cosas poco serias y superficiales. Me fascina leer el "Teléfono Rosa" del El Tiempo, "Alto Tirmequé" de El Espectador, "Juan Paz" en El Mundo y los confidenciales y secretos de las revistas. No es que sea lo único que lea, pero sí lo primero que busco.

Me gusta ver E!, me gusta saber en qué se gastan la plata los famosos, qué carro conducen, el top10 de los que más ganaron en el año, quién fue el y la mejor vestida en la temporada de premios y qué diseñador los vistió. Me gusta saber el rating de TV de de EUA y los ratings de los canales acá en Colombia. Casi siempre sé qué película lidera taquillas en Estados Unidos y cuales son las más vistas en Colombia.
 
No es que investigue sesudamente o haga intensas consultas para saber quien es la nueva pareja de quien pero con mucha frecuencia (más frecuencia que la que me gustaría admitir) sé cuales son las parejas del momento del cine y la tv. Con decirles que casi siempre sé cual es la nueva novia de Diego Cadavid. Por ejemplo sé lo que estan diciendo los medios de la separación (¿o no?) de Brad y Angelina (por cierto soy del team Anniston a rabiar) y hasta les pudiera decir en un parpadeo cuántos de los niños que tienen son adoptados y cuántos son propios.

Les digo sin ruborizarme que las secciones de los noticieros que más me gustán son el 1, 2, 3, de CMI, 'Código Secreto' de Caracol, 'Top Secret' de Noticias UNO y la 'Cosa Política' de Noticias RCN. Por cierto que no me cae tan mal Vicky Dávila como parece que les cae a tantos acá en Colombia.

Ah, y el noticiero radial que escucho en la mañana no podía ser otro que La W de Julio Sánchez Cristo.

Con eso les digo todo y la confesión queda redondita.
Publicar un comentario